Empresa

La historia de una empresa italiana con más de 50 años

FPT INDUSTRIE S.p.A., que desde 1969, fabrica mandrinadoras y fresadoras con control numérico para el sector de la mecánica general y del troquelado. FPT INDUSTRIE S.p.A., desde su fundación hasta hoy, ha incrementado y consolidado de manera considerable su presencia en el mercado italiano e internacional, reafirmando su marca como sinónimo de tecnología, precisión y fiabilidad. La empresa no ha dejado de evolucionar con el paso del tiempo, lo que confirma que las estrategias de producción y comerciales que ha seguido siempre han sido muy acertadas.

En 1997 FPT INDUSTRIE S.p.A. completó la adquisición de la empresa CASTEL, marca italiana consolidada en el sector de la producción de mandrinadoras de columna móvil, ampliando así su gama de producción y en consecuencia, su cuota de mercado frente a la competencia. FPT INDUSTRIE S.p.A. debe su éxito a la continua producción de ideas innovadoras y sobre todo, al extenuante trabajo de investigación en el ámbito de la mejora de los procesos, de los productos, de los servicios y de su propia imagen corporativa. Esta investigación responde concretamente a las necesidades del mercado y al mismo tiempo, está muy centrada en la fiabilidad del servicio para el cliente final.

FPT es una empresa líder en la producción de mandrinadoras y fresadoras grandes y medianas. Equipada con plantas modernas e instalaciones de producción de última generación, FPT INDUSTRIE S.p.A. ofrece máquinas muy tecnológicas capaces de resolver y mejorar los procesos de producción tradicionales relacionados con los procesos mecánicos más importantes y delicados.

Más de 280 técnicos especializados (mecánicos, electricistas, expertos en electrónica y programadores), están implicados en el montaje de productos de la más alta calidad en naves diseñadas para garantizar una alta flexibilidad productiva.

 

Gracias a las técnicas de simulación más avanzadas y a la experiencia desarrollada en el campo, FPT es capaz de satisfacer las distintas necesidades de producción de los clientes y optimizar el resultado técnico-económico de las nuevas inversiones. 

Un equipo específico de ingenieros está disponible para supervisar al cliente durante todo el desarrollo del proceso tecnológico, así como elaborar propuestas específicas para la elección de las máquinas, los diseños de las plantas y los ciclos de procesamiento.